Perfiles de organizadores profesionales de eventos, por Sergofi

El organizador de eventos, también llamado Event Planner, se encarga de organizar y coordinar cualquier tipo de evento, desde la recepción de un briefing de un cliente, elaboración de presupuesto y las gestiones que hay que realizar hasta la ejecución del evento y la evaluación y valoración posterior.

Un organizador de eventos va a desempeñar por tanto tareas muy variadas, bien dentro de la empresa o bien en la organización del evento, y por ello debe ser versátil y con una gran capacidad de cambio. Debe ser además una persona con mucho criterio y sentido común para manejar diversas situaciones.

En el mundo anglosajón y en concreto en Estados Unidos se tiene un gran respeto por el Organizador de Eventos, que ven como una profesión compleja por su alto nivel de interdisciplinaridad y su perfil versátil. Sin embargo, esto no excluye aspectos negativos como el alto nivel estrés, como demuestran los estudios que han aparecido recientemente y que sitúan esta profesión en el quinto puesto en el ranking de profesiones estresantes.

Capacidad de gestionar el tiempo, ser organizado, habilidad de comunicación, creatividad, capacidad observadora, gusto por las tecnologías… son algunas de las cualidades que tiene que tener una persona que se quiere dedicar al apasionante mundo de la organización de eventos.